Compartir

Más de 120 milímetros de lluvias en pocas horas hicieron desbordar el río Lujan, el arroyo Las Flores, Santa Águeda, Pinado, Salas, Burgeño, Calabaza y otros cursos.

Cientos de personas fueron evacuadas en 15 distritos bonaerenses por el temporal de lluvia y viento que ocasionó el desborde de una docena de ríos y arroyos, informó el Ministerio de Seguridad de la provincia.

El informe señala que hay más de 1.000 efectivos policiales, unos 300 bomberos y personal de Defensa Civil afectados a la atención de los damnificados en el Gran Buenos Aires.

Más de 120 milímetros de lluvias en pocas horas hicieron desbordar el río Lujan, el arroyo Las Flores, Santa Águeda, Pinado, Salas, Burgeño, Calabaza y otros cursos.

En Luján activaron el protocolo de emergencias y hay un monitoreo permanente en toda la extensión del río, que llegó a la marca de 2,58 metros, por lo que el municipio pidió a los vecinos mantenerse alertas, en especial si viven en las riberas.

A la altura de Pilar el cauce llegó a 6,80 metros y esperan “que siga creciendo”, dijeron fuentes oficiales ya que es la tercera localidad más cercana a la desembocadura del Río de la Plata.

En el partido de La Matanza debieron evacuar a 380 personas y estiman que esa cifra aumentará pues el margen del arroyo La Gaviota “se encuentra al límite”.

También hubo complicaciones en el sur del Conurbano por el desborde del arroyo Las Piedras, en Quilmes, que afecta los barrios de Solano, Bernal, La Florida y Villa Luján.

En San Isidro, San Miguel, 25 de mayo y Carmen de Areco varias familias fueron asistidas y otras evacuadas por el ingreso de agua en las casas, ya que la crecida de los afluentes aumentó considerablemente.

El partido de Merlo, oeste del GBA, tenía 240 evacuados y se encuentra “en alerta”, dijo a través de redes sociales el intendente, Gustavo Menéndez, que llamó a la solidaridad y unidad de los vecinos.

“Tendremos que trabajar muy unidos para salir de este desastre ayudando a las familias afectadas”, convocó el jefe municipal.

El temporal afectó al vecino partido de Ituzaingó, donde hubo voladura de techos, caída de postes de luz, árboles y cableado, mientras que una estructura metálica cayó en la Autopista del Oeste, donde trabajó Defensa Civil y personal policial.

Por otro parte, en la ruta 188 a la altura del kilómetro 107 en la localidad de Rojas había agua sobre la calzada, por lo que Vialidad solicitó tener precaución al transitar por esa zona.

Fuente Télam