Compartir

Boca y River insisten en el pedido de reprogramar la primera final de la Copa Libertadores para el domingo 11 en lugar del sábado 10 por respeto a la comunidad judía, que ese día cumple con el shabat, un ritual de descanso semanal.

“De manera inconsulta nos cambiaron la fecha, siendo que la Copa siempre se juega en la semana. Me gustaría que nos den un argumento”, cuestionó Daniel Angelici a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

“Boca fue el primer club de Argentina en instalar un Boca kosher (alimentación judía) en el estadio y es increíble la cantidad de socios que nos agradecen por ello”, afirmó en el programa de televisión Debo Decir.

También su par de River, Rodolfo D’Onofrio, respaldó esa iniciativa: “Tenemos el mismo pedido, que el partido se traslade al domingo”.

De momento, las dos finales están programadas para el sábado próximo a las 16 en La Bombonera y el sábado 24 en el mismo horario en el Monumental.

Los dos presidentes también están de acuerdo con jugar sin público visitante.

Fuente Télam y La Nueva