Compartir

Le ganó por nocaut en el octavo round al tigrense Mateo Verón, aunque sin pelear bien.

El rionegrino Sebastián Heiland venció anoche al tigrense Mateo Verón por nocaut en el octavo asalto, en una velada que se disputó en el Club Social y Deportivo El Porvenir, en Quilmes, sin título en juego.

El Gauchito de Pigüé, quien quedó con un registro de 29 victorias (16 KO), 4 derrotas y 2 empates, no mostró el nivel de jerarquía que debería exhibir al ser el número uno del ránking de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo.

Algo lento en sus movimientos, con una estrategia desfavorable para su estilo (distancia corta), el nacido en Cipolletti sufrió más de la cuenta ante Verón. No obstante, como fue una constante en su carrera profesional, fue de menor a mayor y terminó ganando con claridad en un combate que tuvo dramatismo y fue emocionante.

Ahora, Heiland volverá a subirse al ring en julio para enfrentar al norteamericano Jermell Charlo, campeón mediano jr. (CMB), en un combate eliminatorio al título mundial mediano que ostenta el kazajo Gennady Golovkin.

Charlo, quien es promocionado por Floyd Mayweather y es dueño de un récord con 28 victorias (13 antes del límite), también peleará antes de esa cita, y lo hará hoy ante Charles Hatley, en Nueva York, defendiendo su cinturón mediano jr (CMB).

Fuente La Nueva.com