Volvió el dólar “blue”: cotizó más caro que el oficial y es una señal negativa para el Banco Central

Cierra la semana con el mercado atento a las tasas y a una dolarización que está, pero que no parece tan importante como algunos auguraban.

El dólar tuvo una leve suba, pero remontó una caída de 20 centavos. Con la ganancia del jueves, el alza de la divisa llegó a 4,60%. En 21 días de marzo superó a cualquier plazo fijo y esto explica el problema que tiene el Gobierno para bajarlo.

En la rueda mayorista el dólar abrió 20 centavos abajo y llegó a rebotar a $41,20 para cerrar a $ 41,07, lo que representa 11 centavos sobre el día anterior.

Pero lo que no se puede pasar por alto es la volatilidad, a pesar de lo exiguo de la suba. El dólar tocó pisos y techos con facilidad. Cada vez que pasaba los $41, aparecían vendedores y bajaba.

Pero era un día en que el dólar se fortaleció ante casi todas las monedas del mundo y pensar en una caída en la Argentina era imposible. Tampoco ayudaba la situación política de Brasil.

El billete norteamericano tuvo un alza de 0,59% frente a las seis divisas más importantes del mundo. En América Latina la única moneda que se impuso al dólar fue el peso chileno. El dólar subió 1,4% ante el real y 0,40% sobre el peso mejicano.

Y no se puede decir que el efecto Brasil haya arrastrado al peso, porque la tendencia del mercado local en este momento es compradora. El miércoles, en Brasil bajó el dólar y, sin embargo, en la Argentina subió más que el jueves.

Lo que es relevante es la fuerza que tuvo la divisa de Estados Unidos en el mundo, después de varios días de caída. En dos semanas, el dólar acumula pérdidas de 1,40% frente a las seis grandes monedas del planeta a pesar del fuerte rebote del jueves.

Por lo tanto, no hay que relacionar a la Argentina con el mundo porque lo que pasa con la divisa frente al peso tiene que ver con las tasas y la inflación. En bancos y casas de cambio, el público pagó el dólar 6 centavos más caro a $42,01 (+0,17%).

El “blue” tuvo una leve suba de 54 centavos a $41,20 y ya superó el precio del dólar oficial. Esta señal es importante porque aparece cuando la dolarización es creciente. El desborde de los compradores oficiales se vuelca a la plaza marginal.

Por eso no extrañó que el riesgo país volviera a subir casi 1% a 730 puntos básicos. Aunque el bono de Estados Unidos, que es la referencia para hacer el cálculo, se mantuvo sin cambios, el Bonar 2024, el título de referencia de la Argentina, subió apenas 0,05%, menos que el billete.

El efecto anestésico de las tasas sigue siendo más breve. En esta oportunidad en las dos licitaciones de Letras de Liquidez (Leliq) se colocaron $187.513 millones a una tasa promedio de 65,76% que es casi un punto más alta que la del día anterior. Por otra parte, liberaron $17 mil millones, casi todo lo que habían quitado de circulación en los tres últimos días. Hoy las Leliq están al nivel del pasado 10 de noviembre y si aumentan 8 puntos más llegan al récord de 73,52% del 8 de octubre pasado. Esta impotencia de no poder bajar las tasas para abatir la inflación, explica porque se acabó la paciencia de ahorristas e inversores con las inversiones en pesos. Al principio, el peso daba alegría. En febrero se comenzó a comer todas las ganancias que había logrado desde octubre.

Las reservas, en tanto, perdieron USD 109 millones a 68.200 millones. La suba del dólar que significó la caída del euro, hizo perder a la Argentina USD 17 millones y además se pagaron 7 millones a organismos internacionales y a Brasil.

La Bolsa no pudo acompañar el buen humor de Wall Street, y se contagió de la caída del Bovespa de San Pablo de 1,34 por ciento. De esta manera con un volumen 40% inferior al de las ruedas anteriores, el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, cerró con una baja de 1,61%, prácticamente terminó en el mínimo de la rueda. Todo el recorrido a partir de las 11.30 fue negativo.

Hubo una toma de ganancias leve en los papeles que más subieron. Grupo Financiero de Valores (-4,03%), Banco Francés (-3,54%) y Central Puerto (-2,83%) fueron los papeles más afectados. Sólo tres acciones subieron: Transportadora Gas del Norte (+0,74%), Cresud (0,89%) e YPF (0,18%).

En Wall Street, los ADR’s argentinos –certificados de tenencias de acciones– no la pasaron bien. Excepto Mercado Libre (+1,31%) y Tenaris (+0,70%), el resto fueron bajas. Loma Negra perdió 5,11% (más de lo que había ganado el día anterior) y Banco Francés bajó 4,11 por ciento.

En la última rueda de la semana se verá como sigue el mercado. La volatilidad es un dato que no va a desaparecer por largo tiempo. La dolarización sigue, pero todavía no tiene la fuerza que algunos auguraban. De todas maneras, es una de las mejores inversiones en lo que va del mes.

Fuente Infobae

You might also like More from author

Comments are closed.