Compartir

El músico cuyo nombre real era Daniel Humberto Reyna estaba internado en una clínica de Córdoba por “una infección a nivel de su vesícula, con focos múltiples”. 

El cuartetero Daniel Humberto Reyna, más conocido como Sebastián, murió, a los 63 años, en el Sanatorio Allende, de Córdoba capital.

Después de haber estado internado allí durante largos días en el mes de enero último, Sebastián había sido dado de alta, pero tuvo una recaída y debió reingresar a la clínica.

El miércoles último los partes médicos ya no eran muy alentadores ya que hablaban de un estado de gravedad en la salud del músico, quien estaba sedado y con oxígeno.

Según informó entonces el director médico del Sanatorio Allende, Sebastián “estaba con un punto de partida de infección a nivel de su vesícula, con focos múltiples”.

En declaraciones a Cadena 3, el director médico del hospital, Mario Zorbera, precisó la muerte del músico apodado “El Monstruo” se produjo a las 23.15 y develó que Sebastián padecía cáncer.

“El cuadro en estas últimas semanas era de pronóstico reservado y estaba sedado -dijo el médico a Cadena 3, tenía desde el 2014 una patología maligna de colon.

Los familiares estuvieron todo el tiempo junto a él, y eso fue muy importante para los 60 días en que estuvo en el Sanatorio”.

Fuente Clarín Espectáculos