Compartir

 

Siguen los problemas para Luis Miguel.

Este lunes 17, una jueza de Los Ángeles emitió una orden de arresto contra el cantante mexicano por no presentarse a varias citas judiciales.

De esa manera, la jueza ordenó a las autoridades localizar y “arrestar de inmediato” al artista, según informa la cadena Univisión.

El cantante fue demandado por su ex manager William Brockhaus y debía presentarse este lunes, en una corte de Los Ángeles.

Un ex manager le exige el pago de un millón de dólares a Luis Miguel (Grosby).

Brockhaus exige el pago de un millón de dólares por deudas y gastos adicionales.

Asimismo, la estrella enfrenta varias demandas más. Entre ellas, una por un préstamo de 3,65 millones de dólares que le proporcionó la firma Warner Music México y que el artista no habría reembolsado.

Además, Luis Miguel está en otra querella presentada por el cantante Alejandro Fernández, quien lo acusa de haberse retirado de una gira que pactaron juntos en 2016.

En los últimos días, el artista fue visto en un lujoso restaurante de esa ciudad californiana junto a una bella mujer.

Fuente Infobae