Compartir

Estos primeros 133 años de vida, no pasarán al olvido, es que el Municipio de Saavedra- Pigùé puso toda la “carne al asador”, apostando a un show de primer nivel tropical, como lo es el de “La Princesita” Karina, encargada de brindar un festejo inolvidable.

Aproximadamente cerca de las 21:00 horas y demorado el show de la artista por no poder ingresar al Parque Municipal “Fortunato Chiappara”, ya que el tránsito y la gente, colapsaron el lugar.

Solamente teniendo en cuenta el domingo, hubo más de 25 mil personas, las que se dieron cita a uno de los festejos más convocantes de la región como cada año.

La fiesta aniversario, el poder degustar en familia la Omelette Gigante, (este año declarado por el Gobierno de Mauricio Macri evento de Interés Turístico Nacional), todo hizo que la sumatoria fuera altamente positiva.

Pasaron por la fiesta, el trío “Comicanto”, “Los Minions de Jamón y Queso”, las distintas bandas locales, para finalmente cantar a viva voz con una de las exponentes con más vigencia en el género musical.

Párrafo aparte para el tradicional desfile de casi una hora y media, con entidades locales y fuerzas vivas, (por el duelo nacional, este año no pudo estar presente la banda de música del ejército con asiento en la ciudad Cura-Malal).

Como dato de color, el cronista Mario Markic de TN y Canal 13, pasó un rato ameno junto al Intendente Hugo Corvatta, sirviendo porciones de omelette a un público entretenido, que no dudó en sacarse selfies en el momento.

También viajó especialmente a la fiesta, un equipo de cronista del programa “Cocineros Argentinos”, el cual se emite en la pantalla de la Televisión Pública, para dar cuenta del festejo entre su audiencia.

A la par del evento, organizado con mucho cariño, esfuerzo y seriedad por el municipio, también se dio una muestra que apuntó a captar al público asociado a las tareas rurales y al sector del agro.

Las entidades locales trabajaron y desde temprano vendieron absolutamente todo, sumado a esto un sinnúmero de stands y puestos de variada índole, le dieron un color distinto a la fiesta.

Lo de Karina, fue realmente especial, entregó su repertorio más pedido, interactuó con la gente en todo momento, se mostró simpática con sus fanáticos, personalizando el show a la medida de Pigué, encima por si fuera poco se tomó un tiempo extra para saludar y fotografiarse con la gente una vez terminado el show, lo cual indica un costado muy humano de la cantante, que hoy por hoy atraviesa su mejor momento.

Final para una de las fiestas más respetadas y queridas de la zona, lograda a base de esfuerzo y perseverancia, por parte del municipio, las entidades y los vecinos de la ciudad en conjunto.

Galería de fotos propias – Aquí