Compartir

En el día de hoy seguirán los trabajos en la zona del kilómetro 73, donde el agua sobre el asfalto había socavado la banquina.

Recomiendan transitar con cuidado.

No permiten el paso de camiones o vehículos de gran porte.

Después de las intensas precipitaciones de las últimas horas, que obligaron a la Policía de Puán a cortar el tránsito en la ruta nacional 35 entre Villa Iris y Bahía Blanca, en las últimas horas de ayer quedó nuevamente habilitado el paso vehicular sin restricciones en ambas direcciones.

Sin embargo, debido a que durante el día de hoy continuarán los trabajos para reparar las banquinas en cercanías de una alcantarilla en el kilómetro 73, por lo menos hasta el mediodía de hoy se impedirá el paso de vehículos de gran porte, como camiones o colectivos.

Durante toda la tarde de ayer, personal de la empresa Vial Agro estuvo trabajando en la carretera. Por ello, en todo momento se pidió que los vehículos circularan con precaución en ambos sentidos.

Además, a la altura de Bahía Blanca y de Villa Iris se ubicó personal policial, que se solicitaba el tránsito con precaución sobre la calzada, sobre todo por la presencia de agua sobre el asfalto.

En tanto, en la zona de la alcantarilla -a unos 7 kilómetros de San Germán-, integrantes de la Patrulla Rural ordenaban el tránsito, permitiendo solo el paso vehicular por una mano, ya que en la otra se estaban realizando los trabajos.

Allí se podían observar maquinarias trabajando, dejando nuevamente la carretera y las banquinas en condiciones.

En la tarde del sábado, el tránsito debió ser cortado en forma total en cuatro sectores debido a la presencia de mucha agua sobre el asfalto. El sector que más había sufrido había sido, justamente, el situado entre los kilómetros 70 y 76.

Registros

Milimetrajes más que importantes se registraron entre el viernes a la tarde y la mañana de ayer en distintos puntos de la región, obligando en muchos casos a la suspensión de actividades deportivas o protocolares.

Sin dudas, el número más importante se dio justamente en la zona de Villa Iris, con 143 milímetros. Después se ubicó Monte Hermoso, con 125 milímetros. En el balneario, las intensas precipitaciones del viernes habían provocado problemas en la ciudad y la suspensión de las actividades del aniversario.

No se quedó atrás la localidad patagónica de Stroeder, que históricamente ha sido castigada por la falta de precipitaciones. Allí, en las últimas horas se midieron 124 milímetros.

En Médanos, otra ciudad donde la lluvia aparece no muy seguido, se midieron 117.

Muy por detrás quedó Sierra de la Ventana, donde se registraron 102 milímetros; Bordenave, 91; Pigüé, 90; Puan, 80; y Villa Ventana, 80 mm.

En Saavedra se midieron 77 milímetros; Saldungaray, 76 mm; Goyena, 71; General San Martín, 68; y Felipe Solá, 63.

En Dufaur se registraron 58 milímetros; Coronel Pringles, 55; Coronel Dorrego, 44; El Cortapié, 43; Bahía San Blas, 40; Tornquist, 37 mm; Coronel Suárez, 31; Marisol, 30; Tres Arroyos, 25; y Oriente, 19.

Fuente La Nueva