La producción de granos crecería 7,2 % en el ciclo 2021/22

La producción de granos del ciclo 2021/22 tendrá un crecimiento interanual del 7,2 %, hasta las 129,8 millones de toneladas. Además, el área sembrada crecería 2,1 % hasta las 34 millones de hectáreas aunque, por la baja de las cotizaciones internacionales, las exportaciones podrían caer 3 % y ubicarse en US$ 35.577 millones.

Según fue reportado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la producción de granos del ciclo 2021/22 tendrá un crecimiento interanual del 7,2 %, hasta las 129,8 millones de toneladas. Además, el área sembrada crecería 2,1 % hasta las 34 millones de hectáreas aunque, por la baja de las cotizaciones internacionales las exportaciones podrían caer 3 % y ubicarse en US$ 35.577 millones.

Durante el Lanzamiento de la Campaña Gruesa, la entidad bursátil porteña informó sus primeras proyecciones para los cultivos estivales, marcando que la campaña estará afectada por el fenómeno climático de La Niña, al igual que el ciclo anterior, aunque la escasez hídrica podría no ser tan fuerte como la campaña pasada.

Con respecto a la facturación esperada por exportación de granos, el economista de la BCBA, Juan Pablo Gianatiempo, resaltó la importante suba de los valores internacionales de los commodities del agro durante el último año, que llevó a las cotizaciones en su momento pico a niveles récord para los últimos diez años.

“A pesar del aumento registrado en los costos de los insumos en lo que va del año, las señales de esta campaña son positivas para el incremento del área sembrada, especialmente para el cultivo de maíz”, destacó el economista.

De todas maneras, debido a que los precios de la cosecha en este momento se encuentran por abajo de los registrados en el ciclo pasado, y ya que también influye la fluctuación de la cotización del dólar a nivel local, la Bolsa porteña estimó un pequeño descenso en las exportaciones, que se traduce en un recorte en la estimación de recaudación fiscal del 4,5 % hasta los US$ 14.630 millones.

Con respecto al Producto Bruto Agrícola (PBA), que es el valor agregado de las cadenas hasta la primera transformación, se estimó una caída del 6,6 % para registrar unos US$ 42.030 millones. De ese total, unos US$ 21.112 millones provienen de la cadena de la soja, mientras que la maicera sumaría US$ 8.681 millones y la cadena del trigo unos US$ 3.406 millones, entre los cultivos más importantes a nivel local.

Con respecto a la producción esperada, los granos amarillos vuelven a ser el cultivo que muestra más crecimiento y, por primera vez, será el que mayor proyección de producción tenga en la antesala del inicio de la campaña gruesa.

Así, la entidad proyectó que el maíz con destino a grano comercial registrará una superficie de 7,1 millones de hectáreas, creciendo unas 500.000 hectáreas interanual versus el ciclo 2020/21. Si se suma el maíz para uso propio forrajero, cuya proyección de área sembrada se ubica en 1,7 millones de hectáreas, la siembra cerraría con un total de 8,8 millones de hectáreas.

El dato más impactante para los granos amarillos, proviene de la estimación de cosecha, proyectada en 55 millones de toneladas, 4,5 millones por encima del ciclo anterior. De concretarse estas cifras, el maíz alcanzaría suoctava expansión consecutiva y tocaría una marca productiva récord.

En el caso de la soja, la oleaginosa presentaría nuevamente una reducción en área, al resignar 400.000 hectáreas respecto al anterior ciclo 2020/21 hasta las 16,5 millones de hectáreas, siendo esta su peor marca en 15 años.

De todos modos, la producción para la oleaginosa aumentaría unas 900.000 toneladas y registraría  44 millones de toneladas, ya que se prevé que La Niña no golpeé con la misma fuerza que lo hizo durante la campaña pasada.

En el caso del girasol, la oleaginosa registraría un crecimiento del área implantada de 200.000 hectáreas hasta las 1,65 millones y una producción de 3,5 millones de toneladas, creciendo 500.000 tns. El sorgo llegaría al millón de hectáreas, subiendo 50.000 hectáreas, y una cosecha de 3,5 millones de toneladas (aumentando 100.000 tns) mientras que para el trigo y la cebada, ambos cultivos ya implantados cubrirían un área de 6,6 y 1,15 millones de hectáreas y 19,2 y 1,15 millones de toneladas, respectivamente.

Fuente El Agrario.com

You might also like More from author

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com