Compartir

A partir de la firma del Convenio celebrada en marzo de este año entre el Intendente Bordoni y el Ministerio de Desarrollo Social de Nación, funcionarios y emprendedores vienen trabajando para poner en funcionamiento este proyecto social y comunitario que dará trabajo a varias familias del Distrito.

Desde julio se han puesto en marcha las obras civiles requeridas para el arreglo de las instalaciones que darán lugar a la habilitación y posterior inauguración. En una primera instancia, será la sala de elaboración de panificados, cuyas máquinas profesionales necesarias para el funcionamiento de la sala se compraron esta semana: un horno, una amasadora, una trinchadora y una sobadora.

La decisión de poner en valor en primer lugar el sector de panificados, junto al de conservas y dulces, surge de un sondeo de mercado que arrojó como resultado la necesidad de contar con dicha mercadería, ya que en épocas de mucha afluencia de turistas, el comerciante termina adquiriendo este alimento fuera del distrito, con la consecuente pérdida de mano de obra y dinero circulante en nuestra Comarca. Es importante destacar que el área de Bromatología se va a trasladar al edificio del Mercado, garantizando la calidad y salubridad en cada producto ofrecido.