Monte Hermoso – Una ex empleada en la mira por un robo millonario al dueño de una panadería

Una mujer que había sido empleada en una panadería en la localidad de Monte Hermoso fue acusada de robar más de 1,5 millones de pesos a los dueños del comercio, informaron fuentes policiales.

La presunta ladrona y su pareja no disimularon la obtención del dinero que disfrutaban en la localidad de Villa Ventana, luego de comprarse un auto y publicar fotos en sus redes sociales.

El robo se produjo en una vivienda ubicada al lado de la panadería La Deseada, ubicada en la avenida Bahía Blanca al 1400 y todo quedó registrado por las cámaras de seguridad.

La ex empleada fue identificada por un tatuaje en una pierna y por lo que se observa en las filmaciones, conocía al detalle los movimientos de la casa.

Una vez hecha la denuncia, y a partir de distintos elementos de prueba, como las cámaras de seguridad del comerciante, se estableció la autoría de la mujer, en complicidad con su pareja.

Una foto en el estado de WhatsApp, con una cabaña de fondo, los delató.

El comisario Fernando Vera, titular de la comisaría de Monte Hermoso, se comunicó con su par de Sierra de la Ventana y de esa manera establecieron que el alojamiento serrano que se advertía en la imagen era del complejo Caramelo, ubicado en la calle Piquito de Oro sin número de Villa Ventana.

El oficial inspector Maximiliano Fógel, jefe de la subestación de Policía Comunal de Sierra, decidió montar una vigilancia del lugar hasta que se pudiera lograr una orden de allanamiento y esta medida se concretó el domingo sobre las 18.45 y permitió esclarecer la sustracción.

Se estableció que la pareja se movilizaba en un Renault Fluence blanco que habría adquirido con parte del dinero mal habido, y en su poder también secuestraron 22.500 pesos en efectivo y 1.400 dólares, así como una mochila, un teléfono iPhone y un par de zapatillas, todos elementos de importancia para la investigación.

Casi paralelamente, la policía de Monte Hermoso allanó una vivienda en Coronel Dorrego,  en Uslenghi al 1000, que sería el domicilio de la mujer, a la que solo se identificó con las iniciales B.F. donde logró secuestrar unos 425.000 pesos en efectivo. «De los imputados todavía no se pueden difundir los datos porque no están formalmente procesados y permanecen en libertad», dijo una fuente de la investigación.

En el caso interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 9 y el Juzgado de Garantías Nº 3.

Fuente Agencia Nova

You might also like More from author

Comments are closed.