Compartir

Llevaba siete meses escondido en esta ciudad. Se trata del propietario de un cabaret en Tornquist. Tras semanas de tareas de inteligencia, la Policía lo atrapó en una despensa de San Martín y Drury en Neuquén

Un hombre que tenía pedido de captura de la Justicia Federal por una causa vinculada a la trata de personas fue atrapado ayer en esta ciudad cuando se encontraba comprando en una despensa de San Martín y Drury de Neuquén capital.

La detención se produjo luego de varias semanas de tareas de inteligencia del Grupo de Recaptura de Delitos de la policía provincial. Los efectivos tenían el dato de la vivienda que estaba alquilando en la calle Drury y aguardaron a que saliera de la propiedad para proceder a la aprehensión. El supuesto proxeneta llevaba siete meses escondido en esta ciudad.

Según trascendió, se trata de Néstor Fabián Ortega, quien tiene unos 40 años y es oriundo de Bahía Blanca. Sería el propietario de un cabaret en la localidad de Tornquist. La causa en la que está siendo investigado es por “privación ilegítima de la libertad”.

Se indicó que está relacionado con la explotación sexual de extranjeras, principalmente extranjeras que fueron encontradas en 2011 en el prostíbulo que manejaba.

Fuentes policiales indicaron que se aprestaba a montar “un negocio” en la región valletana y que sería una de las cabezas de una organización de trata.

Tras su detención, fue alojado en la Comisaría Primera de esta ciudad.

Esta mañana, una comisión integrada por once agentes del servicio penitenciario provincial estará presente en esta ciudad para trasladarlo hasta Bahía Blanca, donde tenía el pedido de captura del Juzgado Federal N° 2.
 
Según había publicado el diario La Nueva Provincia, en julio de 2011 Ortega fue apresado luego de un allanamiento en un comercio denominado “Casa Blanca”, en el que se hallaron nueve mujeres, la mayoría paraguayas, que habrían llegado engañadas para trabajar ilegalmente en la prostitución.

Las jóvenes localizadas allí, según trascendió, habrían sido contratadas para desempeñarse como peluqueras o niñeras en casas de familia, aunque al llegar a esa zona bonaerense se encontraron con que nada de eso era cierto y que, en cambio, las utilizarían para el ejercicio de la prostitución.

Al llegar a Tornquist, dichos puestos laborales supuestamente ya estaban ocupados y a cambio les ofrecían trabajar en el bar.

Fuente La Mañana Neuquèn

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2013/10/5/cayo-en-neuquen-profugo-por-trata-de-personas_202199

Esposadoss