Compartir

El hecho se produjo por una acumulación de gas.

Una mujer murió esta madrugada tras una explosión en su casa de González Fernández al 200, Punta Alta.

Se trata de Carmen Lydia Ávila, de 81 años, quien, según fuentes policiales, se levantó al baño, prendió la luz y en ese instante se produjo la explosión.

Ávila murió en el acto, mientras que su marido, Monje Antonio Jesús, de 82, tuvo que ser trasladado por un corte en la cabeza al hospital Municipal Eva Perón.

Según las fuentes, el hecho se produjo por una acumulación de gas.

En el lugar trabajaron bomberos, policía y personal de Camuzzi Gas Pampeana, que desinstaló el medidor de la vivienda.

Fuente La Nueva