Compartir

Hoy marcharán hacia el palacio municipal para manifestarse. 

Trabajadores suspendidos y despedidos de la fábrica de calzado Dass anunciaron que se manifestarán hoy frente al palacio municipal para protestar por la falta de respuestas del municipio, la Provincia y la Nación a la crítica situación que están viviendo.

La gota que rebalsó el vaso -dijeron hoy referentes de los trabajadores- fueron los más de 100 telegramas de despidos que Dass envió en las últimas horas a empleados que se encontraban suspendidos.

La movilización sería a las 9, frente al palacio municipal. Invitaron a trabajadores suspendidos y despedidos, así como a exempleados que adhirieron al plan de retiros voluntarios.

Dass viene de mal en peor desde 2016, producto de la importación indiscriminada de calzado terminado y la retracción del consumo. A mediados de 2017 anunció un plan de suspensiones y en noviembre pasado lanzó un agresivo programa de retiros voluntarios, con lo que logró achicar su plantel en 529 trabajadores. La cifra representa más del 25% de los 1.960 operarios que tenía a principios del año pasado.

En forma complementaria, en enero dispuso la suspensión de otros 191 trabajadores, a quienes les advirtió que sobre principios de febrero podrían ser despedidos.

Dass: incertidumbre entre los 191 empleados suspendidos

Darío Vigatto, referente de los 191 trabajadores suspendidos hasta el momento, dijo que el reclamo apunta en primer lugar hacia la fábrica, por “no respetar las fuentes de trabajo”, y en segundo lugar al intendente Roberto Palacio, por no gestionar ante los gobiernos provinciales o nacionales “las políticas necesarias para salvaguardar los empleos”.

A su vez, el gremio Socaya -cuyo titular es el suarense Claudio Streitemberger- pidió por escrito a los ministerios de Trabajo de la Nación y de la Provincia que tomen intervención. Además, declaró al sindicato en estado de alerta y movilización permanente, y advirtió sobre la posibilidad de llevar adelante “medidas de acción directa” contra la multinacional Dass.

Para Streitemberger, el plan original de suspensiones “se ha convertido en despidos de manera maliciosa”, dejando a más de un centenar de trabajadores en la calle y afectando la economía local.

El delegado del ministerio de Trabajo con sede en Coronel Suárez, Rodolfo Frers, confirmó que mañana recibirá a las partes en una audiencia. Será a las 10.

Fuente La Nueva