Compartir

Decavial SA tendrá a cargo las obras en 32 kilómetros desde Bosque Alto hasta la estancia Don Enrique.

Antes de fin de año comenzará la construcción de la primera etapa en la futura autopista de la Ruta Nacional 33, entre Bahía Blanca y Pigüé. Las obras estarán a cargo de la firma Decavial SA e insumirán una inversión de 1.316 millones de pesos, con un plazo de ejecución de dos años.

Esta semana Vialidad Nacional adjudicó los trabajos en el marco de la licitación 57/2017, donde se habían recibido 13 ofertas. Ahora los responsables de Decavial tienen 30 días para rubricar el contrato y luego otro mes para iniciar los trabajos.

En esta primera etapa se ejecutarán 32 kilómetros de autopista desde la rotonda de Bosque Alto (kilómetro 8,65) hasta la estancia Don Enrique (kilómetro 41), en proximidades del acceso a la localidad de García del Río. El año próximo será adjudicado el tramo restante hasta Pigüé.

El tramo completo del proyecto abarca una longitud de 130 kilómetros, de los cuales 115 se efectuarán por duplicación de la calzada existente y los 15 restantes por ejecución de una nueva traza en proximidades de Pigüé.

El perfil de diseño está formado por una configuración 2 + 2, es decir, de dos calzadas (con dos carriles cada una), separadas por un cantero central de 23,30 metros de ancho, con calzadas colectoras sin pavimentar, excepto en las cercanías a los accesos a las localidades e intercambiadores a distinto nivel.

Cada una de las dos manos de dirección tendrá dos carriles de 3,65 metros, totalizando un ancho por mano de 7,30 metros, con banquina externa de 3 metros (pavimentada 2,50 metros) y banquina interna pavimentada de 1,50 metros con baranda New Jersey en los tramos en los que fuera necesario.

La obra está destinada a mejorar las condiciones de seguridad en uno de los tramos más peligrosos de ese corredor, como es la zona de lomadas, al mismo tiempo que permitirá agilizar el creciente tránsito de camiones cargados de cereal hacia el puerto local.

También se destaca en esta primera etapa la ejecución de cinco intercambiadores a distinto nivel de tipo diamante, para accesos a calles vecinales y retornos.

Asimismo se realizarán terraplenes con y sin compactación especial, terraplenes armados, bacheo y sellado de juntas en calzada existente, construcción de más de un centenar de alcantarillas, barandas metálicas, construcción de alambrados y colocación de tranqueras.

Fuente La Nueva