Se viene un verano de alta ocupación en la Comarca Serrana

Con un especial cuidado en los protocolos sanitarios, la comarca tornquistense tiene especial expectativa en esta temporada estival.

Con un nivel de ocupación que estuvo cerca del 100% para las fiestas de fin de año, y después de un 2020 que, en gran parte, tuvo a maltraer a todos, desde el sector turístico del distrito de Tornquist miran esperanzados la nueva temporada estival. Los números los acompañan: en los distintos portales y aplicaciones para registrarse y visitar el distrito ya se anotaron unas 19 mil personas para enero y febrero, y se espera que esta cifra se incremente conforme avance el verano.

Luego de un año que dejó a varios prestadores de la Comarca Serrana en el camino o con la necesidad de reinventarse para seguir subsistiendo, la situación parece haber dado un giro de 180 grados a partir de la apertura turística del 1 de diciembre. La mayoría de los complejos, cabañas y departamentos y casas de alquiler ya está habilitada y en funcionamiento; solo algunos prefirieron esperar al principio de este 2021 para abrir sus puertas.

Por supuesto, más allá de las expectativas, tanto el sector como el municipio saben que el Coronavirus es un peligro latente que se encuentra a la vuelta de la esquina. Por ello, además de los protocolos emitidos desde la Nación y la Provincia, se llevará a cabo una serie de controles en los sitios turísticos, junto con algunas inspecciones aleatorias, además de la requisitoria del certificado Verano.

Como ya ocurriera en otros puntos de atracción, ya se advirtió que quien no tenga el permiso emitido con 48 horas de anticipación, no podrá ingresar a los sitios turísticos; es decir, ya no se podrá decidir y hacer “una escapada” en el día. Tampoco se fomentará el uso del corredor turístico: quien esté veraneando en las sierras no podrá ir a pasar el día a la costa y volver; sí se permitirán los viajes intradistritales, sin ningún tipo de inconvenientes.

“Hoy podemos decir que los índices de ocupación que tenemos y las consultas para el destino son muy buenas; hay muy buenas perspectivas -aseguró a “La Nueva.” el flamante secretario de Turismo tornquistense, Gustavo Sandobal-. Desde el anuncio de la apertura, a principios de diciembre, aumentaron las consultas sobre hospedajes y actividades”.

Esto, además de la validación de 19 mil potenciales turistas y un porcentaje de ocupación de entre el 80 y el 85% en las últimas semanas, permite que tanto prestadores como el municipio proyecten una muy buena temporada estival.

“Para enero, ya hay varios complejos que están llenos. Por supuesto, estas expectativas están en un marco de preocupación por el aumento de los casos de Coronavirus y entendiendo que la reapertura se da en un contexto de pandemia”, dijo el funcionario tornquistense.

En ese sentido, señaló que habrá una reducción de carga en las actividades recreativas, además de tener que cumplirse con ciertos requisitos para ingresar, por ejemplo, al Parque Provincial Ernesto Tornquist o a la estancia Funke, para evitar así problemas por saturación de la capacidad permitida. Además, todos los alojamientos deberán solicitar una declaración jurada a sus huéspedes, que será enviada al municipio.

“A pesar de lo que está ocurriendo, estamos contentos. Veníamos de un año difícil, con bastante incertidumbre respecto de cómo iba a reaccionar la gente cuando se abriera el turismo, y hoy tenemos poca disponibilidad de alojamiento; se está reactivando el sector y se da un pedido de empleo bastante importante. Se volvió a sonreír después de ocho meses muy complicados”, finalizó.Se llevarán a cabo controles aleatorios y se pedirá, sin excepciones, el certificado Verano.

Protocolos

Entre los cuidados y protocolos exigidos, ya se determinó que como los comercios gastronómicos deberán trabajar a la mitad de su capacidad en sus locales, y es probable que -en ocasiones- se corten calles y se habilite que todos puedan poner mesas en veredas y algunas arterias específicas.

Además, los complejos de cabañas deberán aguardar un día para volver a habilitar un departamento al turista: esas 24 horas se destinarán a la desinfección del lugar. De cualquier modo, los alojamientos pueden trabajar al 100 por ciento de su capacidad.

El funcionario destacó que, hasta el momento, no se dio ningún caso positivo en el distrito que pueda relacionarse con el sector turístico.

“El 30% del distrito vive de esta actividad, de una manera u otra. Lamentablemente, estamos viendo un relajo por parte de la gente. Y sabemos que, al haber una apertura, existe la posibilidad de que aparezcan casos”, dijo Sandobal.

Desde el municipio de Tornquist afirmaron que para las fiestas hubo un nivel de ocupación que alcanzó al 85%.

Fuente La Nueva

You might also like More from author

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com