Compartir

Este porcentaje representa casi el doble de la meta inflacionaria que fijó el gobierno nacional para el año próximo. “Hay que corregir los desfasajes por inflación”, explican. La suba para arreglo de caminos sería del 50%.

Arranca diciembre, los municipios de la región empiezan a definir el aumento de tasas de 2018 y la tendencia ya está clara: más allá de cómo marche la economía nacional, se impone la necesidad de seguir corrigiendo desfasajes.

Esto se traduce, al menos por el momento, en subas en torno al 30% para las tasas urbanas y comerciales; es decir, casi el doble de la meta inflacionaria y la pauta salarial promedio que el gobierno pretende lograr en 2018.

En el caso de las tasas viales –las que paga el sector rural por el arreglo y mantenimiento de caminos-, los aumentos son aún mayores y llegan hasta el 50%.La explicación que brindan los intendentes es que los servicios, por el aumento de insumos y tarifas, volvieron a ser fuertemente deficitarios.

“Siempre hubo un desfasaje entre lo que ingresaba por tasas y lo que gastábamos en los servicios, pero lo cubríamos con una parte de la coparticipación. Hoy no hay manera, porque lo que viene de la Provincia se lo llevan los sueldos. Entonces, no queda otra que aumentar tasas”, explicó a “La Nueva.” el jefe de gabinete de uno de los distritos más cercanos a Bahía Blanca.

A este atraso de los valores de las tasas se sumó, este año, otro elemento desequilibrante: la caída del nivel de cobrabilidad.

“La gente fija sus prioridades –explicó el intendente de Tornquist, Sergio Bordoni-. Antes de pagar las tasas municipales, abona el servicio de energía y gas para que no se los corten”.

“Del casi 100% del índice de cobrabilidad que teníamos del ABL, hoy rondamos un promedio del 65%. Eso impacta de manera directa en nuestras cuentas”, añadió.

El jefe comunal impulsó en su distrito la aprobación de un aumento del 30% para las tasas urbanas y comerciales, y del 50% para la tasa vial. Fue criticado por la oposición sobre este último aumento, ya que el año pasado ese mismo tributo había aumentado un 100%.

Otro de los distritos que ya tiene la ordenanza fiscal e impositiva de 2018 aprobada es Monte Hermoso. Como en Tornquist, la suba general ronda el 30%.

“Es una cifra que está en línea con lo que se está promoviendo en todos los municipios, y que parte de las previsiones de coparticipación que nos envió la Provincia para 2018”, señaló el intendente Marcos Fernández.

En Guaminí –otro de los distritos que ya tiene el aumento aprobado- el intendente Néstor Álvarez impulsó también una suba general del 30%, aunque finalmente logró que el Concejo Deliberante aprobara por unanimidad un 20%.

El caso de este distrito es muy peculiar, dado el grave problema de inundaciones que sufrió este año. El fenómeno tendrá un alto impacto sobre la economía local, por lo que oficialismo y oposición acordaron reducir la presión sobre los contribuyentes.

Negociaciones

En el resto de los municipios de la región aún está abierto el debate sobre el aumento, pero los intendentes van por porcentajes similares a los que ya han sido aprobados en Tornquist y Monte Hermoso.

Una excepción sería Saavedra. Si bien el proyecto del Ejecutivo ingresó a en las últimas horas al Concejo Deliberante y poco se sabe de su contenido, trascendió que se solicitó un incremento del 50% en algunos tributos.

Otra excepción es Patagones, donde la suba rondaría el 20%. Mariana Heredia, directora ejecutiva de la Agencia de Recaudación Municipal (ARM) de ese distrito, aclaró que además se crearon “nuevos conceptos de gravabilidad” o tasas especiales, como la de servicio de monitoreo (por cámaras) o por la utilización del natatorio municipal (funciona en el club Atenas).

En el resto de los municipios de la zona la suba pretendida es del 30%. En Coronel Suárez incluso se aplicará este porcentaje a la tasa Vial, en acuerdo con la Comisión Vial Rural y productores.

Silvana Weimann, secretaria de Hacienda,  comentó a “La Nueva.” que el único cambio será la forma de calcular la tasa de Seguridad e Higiene: se modifican las escalas por metros cubiertos y no se contempla más la cantidad de empleados ocupados.

En Coronel Pringles, fuentes comunales informaron que aún no está definido, aunque adelantaron que se buscará igualar el promedio de la región.

Fuente La Nueva