Tornquist - "Quiero irme en 2019 con 200 casas listas y una comuna en equilibrio"

Destacadas 25/06/2017
El intendente Sergio Bordoni, de Tornquist, tiene en claro sus objetivos: viviendas y sustentabilidad económica. “Me pone mal tener que estar mirando todos los meses si llegamos a pagar los sueldos”, asegura. Dos temas desvelan al intendente de Tornquist, Sergio Bordoni. Lo dice sin pensarlo mucho: viviendas y la sustentabilidad económica del municipio. “Quiero dejar el cargo en 2019 sabiendo que pude resolverlos o, al menos, estar encaminados a eso”, dice. Antes de asumir, en diciembre de 2015, el jefe comunal ya sabía que el déficit habitacional era importante: se lo reveló una encuesta que hablaba de una demanda insatisfecha de 500 casas. El otro problema surgió con el correr de la gestión. “Me saca el sueño estar todos los meses viendo si tengo que tocar fondos afectados o pedir un ATN (Aporte del Tesoro Nacional) para pagar los sueldos o aguinaldos. Me pone mal. Yo en mi vida nunca ahorré, pero tampoco le debí nunca a nadie”, se lamenta. Bordoni recuerda que asumió con un presupuesto 2016 heredado y mal planificado -de 172 millones de pesos, cuando en 2015 se habían gastado 215 millones- y un déficit de 25 millones de pesos. Eso -asegura- condicionó su primer año de trabajo. “El déficit lo bajamos de 25 a 10 millones de pesos sólo en el primer año. Asumí con 48 mil pesos de caja, pero así y todo, con la ayuda de la Provincia y la Nación, seguimos pagando sueldos y proveedores”, dice. -¿Cómo se resuelve una situación como la que plantea? -De nuestra parte, sincerando el costo de los servicios. Por eso fui el intendente que más retocó las tasas. Aumenté el 600% el ABL para baldíos, y el 100% la tasa Vial. -Fue muy criticado... -No podíamos seguir así. La tasa Vial más cara costaba 24 pesos, cuando el litro de gasoil sale 20. No pagábamos ni el costo del combustible. Era imposible trabajar y arreglar caminos con ese presupuesto. Por eso la más cara pasó a 48 pesos, y aún así sigue siendo baja. En los partidos de la zona, la tasa Vial más barata son 58 pesos. -¿Cómo es el índice de cobrabilidad tras el aumento? -El ABL, que se cobra a través de la boleta de luz, tiene una cobrabilidad del 92%, pero el agua, que sigue siendo un regalo, tiene un índice del 62%. En Seguridad e Higiene mejoramos mucho. -¿Prevé más aumentos? -Lo que vamos a hacer es implementar cambios para ampliar la recaudación. Uno es el cobro por la instalación y uso de antenas, lo que nos dará casi 4 millones de pesos. -¿Qué porcentaje del presupuesto se llevan los sueldos? -El 70%, lo que me deja el 30% para cubrir todos los servicios. Por eso sólo pude pagar sueldos con la coparticipación en enero y este mes. En el resto de los meses tuve que recurrir a fondos afectados. Muchos intendentes estamos en la misma situación, lo que nos obliga a pedir auxilio a la Provincia y la Nación. -¿Qué relación tiene con el gremio municipal? -Muy buena. Cerramos hasta junio un 15% de aumento salarial. -Llama la atención que, con un panorama económico como el que usted plantea, no haya conflictos... -Es que nunca les mentí. Me conocen desde 2009. A mí no me va eso de que el gremio pida el 20% y el Ejecutivo les ofrezca el 5%, para al final, después de semanas de paro y desgaste, terminar arreglando un 10% o un 12%. A mi despacho viene el gremio, les hablo de frente, les presento los números y no me guardo nada en la manga. Así nos manejamos y nos va bien. “Este año habíamos arreglado un 5% por trimestre, para cerrar en un 20%. Cuando terminó el primer trimestre la inflación andaba en el 7%, así que directamente decidí darles el 10%. Más de eso, les avisé, no podía darles; y lo aceptaron”. Mencionó que otro de los grandes temas que lo desvela es la falta de viviendas... -Sí. Cuando asumí me preguntaban cuándo iba a gestionar un barrio, y lo que muchos no sabían es que llegué al cargo sin terrenos libres. -¿Ni uno? -Ni uno, salvo en Chasicó, donde ahora vamos a hacer 17 viviendas, y en Saldungaray, donde proyectamos otras 24. En Sierra, Villa Ventana y Tornquist no había un solo terreno libre, porque la gestión anterior no dejó ni uno sin entregar. A mi juicio, mal entregados: sin la autorización del Concejo Deliberante, sin tasarlos, sin hacer un plan de pagos. Hay gente que levantó su casa y no sé cuándo podrá tener su escritura. “En definitiva, tuvimos que salir a pedir dinero a la Provincia para comprar tierras. Nos dieron 350 mil dólares, con los que pudimos comprar varias manzanas al sur de la ciudad de Tornquist”. -¿Ya están escrituradas? -No. Hicimos un adelanto de un millón de pesos a la parte vendedora, con fondos propios, y en 45 o 60 días se va a destrabar la plata de la Provincia para cancelar todo. Ahí vamos a iniciar el trámite de escrituración. Teniendo eso, podremos ir por las viviendas. -¿Cuál es su objetivo? -Tener unas 200 casas terminadas y entregadas, como mínimo, para cuando me vaya en 2019. Con eso me iría tranquilo a mi casa. -¿Cuándo arranca la obra de reconstrucción de la planta de ABSA? -Desde el SPAR me prometieron que arranca en pocos días. La primera etapa, si se trabaja a buen ritmo, se puede hacer en dos meses. Implica hacer la obra electromecánica, colocar aireadores, cambiar cuatro bombas y readecuar el edificio. En una segunda etapa se haría la limpieza de sedimentos. “Esta es una obra muy importante. No sólo porque tiene un costo total de 8,5 millones de pesos, sino porque nos permitirá tratar como corresponde los líquidos que enviamos al Sauce Chico”. -¿Está colapsado el sistema? -Totalmente. De las cuatro bombas funciona apenas una, y hay mucho sedimento en la planta. La red tiene más de 30 años y está obsoleta. -¿En qué situación está la obra de cloacas de Sierra? -El SPAR quiere terminarla este año. En estos meses, nos dijeron, la van a volver a licitar con precios readecuados y probablemente la firma Romero, que era la concesionaria, se vuelva a presentar. Es una obra clave para Sierra, pero sobre todo para Bahía, porque todo lo que va a las napas termina en el Sauce Grande. -¿Cuánto queda por hacer? -Poco, pero es la parte más cara: terminar la planta depuradora. El resto está hecho y las cañerías están tendidas. -Mientras tanto, en Sierra, sigue en marcha la obra de desagües pluviales... -Sí, en la avenida Ernesto Tornquist, desde San Martín hasta el balneario. La estamos haciendo con 11 millones de pesos del Fondo de Infraestructura Municipal, de la Provincia. El objetivo es entubar la salida del agua para evitar que se inunde la avenida. “Hace poco también nos confirmaron que el área de Hidráulica ya licitó, con 42 millones de pesos, la segunda etapa de la obra de desagües pluviales para Sierra”. -¿Por qué declaró la emergencia hídrica en Villa Ventana, el último verano? -Faltaba agua y se produjo una serie de desperfectos que complicaron la situación. -¿No se suponía que la obra estaba terminada? -Mire, cuando terminaron las cisternas en la gestión anterior anunciaron que habría agua para Villa por 30 años... y a los 15 días estábamos mandando los camiones cisterna para llenar los tanques. “Recién ahora la obra terminada. Los técnicos estuvieron probando la alimentación de energía de los pozos y está todo listo para bombear agua desde los pozos del Pinar y los del Sauce Grande. -¿Le preocupa la inseguridad? -Si es por la cantidad de hechos, creo que la situación no es grave. Pero hay que estar atentos y no dormirse. Hace unos días tuvimos un hecho con armas en Minujín Automotores. Fue un caso aislado provocado por gente que vino de afuera. Afortunadamente los pudimos grabar con las cámaras urbanas y colaborar con la policía". “Mucho más me preocupa el avance de la droga. Hay mucha en Tornquist, como en todos lados”. -¿Tan preocupante es el problema? -Sí. Una cosa es marihuana, pero acá hay incluso cocaína. No sólo en Tornquist, sino en Ventana. Aumentó mucho el consumo. -¿En qué sectores? -En todos. Hay quienes relacionan a la droga con los marginados, pero no es así. El paco sí, pero la cocaína es para quienes tienen plata. -¿Y la distribución? -Sobre eso no puedo decir nada; si pudiera, ya estaríamos haciendo algo para detener al culpable. Bueno, de hecho ese es uno de los principales problemas que enfrentamos: es tan lerda la Justicia que uno pide un allanamiento y, para cuando llega la orden, los delincuentes ya se sacaron todo de encima. Se critica a la policía, pero muchas veces hace su trabajo y las leyes no la acompañan. -¿Cómo está atacando el problema de la droga desde la comuna? -Estamos trabajando mucho con la gente del grupo Envión, que organiza actividades para jóvenes, y en contacto permanente con la policía. Donde nos enteramos de algo, avisamos y le metemos para adelante. No queda otra. Tres definiciones En pocas palabras La plaza. “Voy a sacar todos los árboles de la plaza de Tornquist que cumplieron su ciclo de vida y constituyen un peligro para las personas. El año pasado sacamos 67, pero plantamos 118. Quizá alguno me critique, pero porque se olvida que antes, cuando llovía y soplaba viento por varios días, la plaza tenía que estar cercada. Yo tengo fotos de los árboles caídos arriba del puente. Lo material se arregla, pero... ¿una vida?” Criticar y no hacer. “Sé que no soy uno de los dirigentes más políticamente correctos, pero no me interesa lo que digan de mí. Tengo en claro mis objetivos. Yo me metí en política para darle soluciones a la gente y cambiar lo que veo mal. El que critica y no hace, se tiene que ir a su casa. Tras la crítica, hay que meterse y cambiar lo que está mal”. Obras. ”Un sector de la oposición dice que no hicimos obras públicas, pero la gente sabe bien lo que hicimos. Dentro de poco el vecino va a decir si está de acuerdo con lo que hicimos nosotros o lo que dicen ellos”. La grieta local Cruce de denuncias penales con el FPV Casi el mismo día. El intendente Bordoni mantuvo un cruce de denuncias penales con un sector de la oposición días atrás. Cuatro ediles del FPV lo acusaron ante la Justicia de truchar dos licitaciones, mientras que él denunció a su antecesor, Gustavo Trankels, de pagar sobreprecios por una obra. Seguro. Consultado sobre la denuncia en su contra, el jefe comunal dijo que cuenta con todos los elementos para probar “que no hubo nada irregular en la compra de un minibus o la colocación de cámaras en Saldungaray”. Que la causa avance. “Vamos a esperar la requisitoria de la Justicia y el avance de la causa, sabiendo que no tenemos nada para esconder. Hasta tanto, no vamos a ahondar en el tema”, dijo Bordoni a "La Nueva.". La autopista de la ruta 33, clave para la integración regional -¿Qué espera de la obra de la autopista de la ruta 33? -Será algo impresionante. No dará un ida y vuelta permanente y seguro a Bahía Blanca. Hoy es un calvario hacer esos 70 kilómetros. “Además, esta ruta es clave para el turismo y el resto de las actividades económicas. Una vez que esté la autopista, Tornquist dará un salto de calidad y Tres Picos cambiará drásticamente. ¿Tres Picos? -Sí, porque creo que mucha gente de Bahía se va a ir a vivir a la localidad o a Tornquist. Estamos a 50 y 70 kilómetros de distancia, y la tranquilidad y seguridad que tenés acá es única. -¿Es posible abordar a la actividad turística con una mirada regional? -Por supuesto. Es lo que se viene; por eso estamos trabajando en la creación de la marca Ventania junto a Bahía Blanca, Coronel Pringles, Coronel Suárez y Saavedra. -¿Con Bahía Blanca? -Claro, porque Bahía es la gran entrada a nuestra región y la ciudad más importante del sur por su aeropuerto, porque es un centro de consumo, por sus rutas y por su movimiento. Todas las marcas turísticas de la zona necesitan a Bahía. “Bahía Blanca tiene un rol fundamental en esta región, por su población y potencial, y su responsabilidad es asumirlo. Si lo hace, tiene una oportunidad histórica para despegar”. -¿Qué se busca al crear la marca Ventania? -Fundamentalmente, trabajar en forma articulada en todos los aspectos, sobre todo en la promoción. Tenemos muchas bellezas en esta región, pero hay que venderlas juntas. "Se terminó eso de vender Sierra o Villa por separado; hay que salir al mercado con una propuesta lo más completa posible, que incluya todo lo que se puede hacer o visitar en la zona". Fuente La Nueva