¿Qué significa que la viruela del mono sea una emergencia internacional?

Ante el aumento de los casos en 75 países, la Organización Mundial de la Salud declaró el alerta sanitario global. Qué mecanismos comienzan a entrar en acción para evitar escalar a una declaración de pandemia

Frente a los más de 16.000 infectados por viruela del mono en 75 países del mundo la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció esta mañana la declaración de emergencia internacional para esta enfermedad, cuyo brote preocupa a las autoridades sanitarias.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, brindó una conferencia de prensa para anunciar el comunicado de activación del nivel de alerta máxima para hacer frente al brote de viruela del mono. A medida que los casos de viruela símica continúan aumentando en todo el mundo, la OMS se vio obligada a declarar esta emergencia de salud pública de interés internacional, ya que ahora el brote cumple con los criterios para tal declaración.

La OMS define una emergencia de salud pública de interés internacional, o PHEIC, como “un evento extraordinario” que constituye un “riesgo para la salud pública de otros Estados a través de la propagación internacional de enfermedades” y que “potencialmente puede requerir una respuesta internacional coordinada”. Esta definición implica una situación que es: grave, repentino, inusual o inesperado. Que tiene implicaciones para la salud pública más allá de la frontera nacional del Estado afectado y que puede requerir una acción internacional inmediata.

El Reglamento Sanitario Internacional (2005), o RSI (2005), representa un acuerdo legal internacional vinculante que involucra a 196 países de todo el mundo, incluidos todos los Estados miembros de la OMS. Su objetivo es ayudar a la comunidad internacional a prevenir y responder a los riesgos agudos para la salud pública que tienen el potencial de cruzar fronteras y amenazar a las personas en todo el mundo. El propósito y el alcance del RSI (2005) es prevenir, proteger contra, controlar y proporcionar una respuesta de salud pública a la propagación internacional de enfermedades en formas que sean proporcionales y restringidas a los riesgos para la salud pública, y que eviten interferencias innecesarias con los derechos internacionales. Así, el Comité de Emergencia está compuesto por expertos internacionales que brindan asesoramiento técnico al Director General de la OMS en el contexto de una “emergencia de salud pública de importancia internacional”.

La actual designación de “emergencia internacional” significa que la OMS ahora ve el brote como una amenaza lo suficientemente importante para la salud mundial que se necesita una respuesta internacional coordinada para evitar que el virus se propague más y se convierta potencialmente en una pandemia.

Aunque la declaración no impone requisitos a los gobiernos nacionales, sirve como un llamado urgente a la acción. La OMS solo puede emitir orientaciones y recomendaciones a sus estados miembros, no mandatos. Los estados miembros están obligados a informar los eventos que representan una amenaza para la salud mundial. Europa es el epicentro actual del brote, registrando más del 80% de los casos a nivel mundial. “La OMS está trabajando con países y fabricantes de vacunas para coordinar el intercambio de vacunas contra la viruela símica, que son escasas. La organización también está trabajando con grupos para romper el estigma en torno al virus y difundir información para ayudar a proteger a las personas”, dijo Tedros.

La viruela del mono, una enfermedad viral, ocurre principalmente en África central y occidental, donde el virus es endémico, pero como parte del brote más reciente, el patógeno se ha propagado a muchas regiones del mundo donde normalmente no se ve. También se están reportando casos en países africanos que anteriormente no estaban afectados por el virus, y en aquellos lugares donde el virus es endémico se están registrando números récord.

Los primeros datos sobre el brote han sugerido que los hombres homosexuales y bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres constituyen una gran cantidad de casos informados, lo que genera preocupación sobre la estigmatización de la enfermedad y la comunidad LGBTQ. Sin embargo, cualquier persona que haya estado en contacto cercano con alguien que tenga el virus puede estar en riesgo.

“Ante el aumento de los casos en 75 países, la Organización Mundial de la Salud declaró el alerta sanitario global. Qué mecanismos comienzan a entrar en acción Este es un primer paso de emergencia y de un aviso general de la importancia que tiene el tema. Lo importante es poner en discusión el tema porque cabe la posibilidad que la enfermedad se convierta en endemia y que permanentemente debamos estar hablando de esta situación”, explicó a Infobae el doctor Luis Cámera, médico clínico (MN 51995) minutos después de la declaración de la OMS.

“Tal vez se dejó pasar una oportunidad muy grande hace un mes por los festejos de orgullo de LGTB+, que a lo mejor fue un elemento multiplicador de los casos que vemos hoy, ya que a nivel general, las medidas preventivas no fueron comunicadas en el sentido exacto para determinados grupos de riesgo. Sí sucedió en redes internas, donde se avisaba a la gente quienes eran las personas con más posibilidades de contagio. Pero no sucedió a nivel general. Ahí me parece que se perdió un tiempo de prevención de este brote, que a lo mejor lo debamos pagar de una manera bastante cara. Ya que la posibilidad de que este virus se torne en algo más agresivo está latente. La forma congoleña de este virus es de mucha letalidad. Afortunadamente, la forma occidental es muy benigna”, agregó el experto.

El virus de la viruela del mono se transmite con mayor frecuencia a través del contacto directo con la erupción o las llagas de alguien que tiene el virus. También puede propagarse a través del contacto con la ropa, la ropa de cama y otros artículos utilizados por una persona con la enfermedad, o por las gotitas respiratorias que pueden transmitirse a través del contacto prolongado cara a cara. Aún no se conoce del todo el riesgo de transmisión por aerosol.

La enfermedad se puede propagar de persona a persona a través del contacto directo con fluidos corporales infecciosos o con el sarpullido, las costras y las llagas que puede causar la enfermedad. La propagación también puede ocurrir a través del contacto indirecto, como a través de ropa o ropa de cama contaminada con el virus. Otra de las formas es a través de las secreciones respiratorias durante el contacto cara a cara prolongado o durante el contacto físico íntimo, como los besos, las caricias o las relaciones sexuales.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Los síntomas de la viruela del simio pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, agotamiento y una erupción en la piel que puede parecer granos o ampollas. La erupción pasa por diferentes etapas, convirtiéndose en pústulas antes de curarse.

La OMS advirtió que, tras un periodo de incubación de entre 6 y 16 días (que puede variar entre 5 y 21), la infección se divide en dos periodos:

– Invasión (entre los días 0 y 5): caracterizado por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía)

– Erupción cutánea (entre 1 y 3 días después del inicio de la fiebre): aparecen distintas fases del exantema. En general, primero afecta al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo, siendo que las regiones del cuerpo más afectadas son la cara (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos). La evolución de esta suerte de ampollas avanza a maculopápulas (lesiones de base plana) a vesículas (ampollas llenas de líquido), pústulas y costras (tras unos 10 días), las cuales desaparecen por completo hasta 3 semanas más tarde.

La viruela del mono, una enfermedad viral, ocurre principalmente en África central y occidental, donde el virus es endémico, pero como parte del brote más reciente, el patógeno se ha propagado a muchas regiones del mundo (CDC)

Desde la OMS advirtieron que el número de lesiones varía desde unas pocas hasta varios miles, y afectan a las mucosas de la boca (70% de los casos), los genitales (30%), la conjuntiva palpebral (20%) y la córnea (globo ocular).

En cuanto a la duración de la enfermedad, la agencia sanitaria internacional aseguró que “los síntomas suelen durar entre dos y cuatro semanas y desaparecen por sí solos sin tratamiento”. “Si cree que sus síntomas podrían estar relacionados con la viruela del mono, contacte a su doctor inmediatamente. Si tuvo contacto cercano con alguien que tiene estos síntomas o sospecha que existe la posibilidad de estar infectado comuníquelo a su doctor”, señaló la OMS.

¿Hay una vacuna contra la viruela del mono?

“Ya existe una vacuna aprobada por varios países para la prevención y el tratamiento de la viruela del mono. Se llama JYNNEOSTM, también conocida como Imvamune o Imvanex, la cual es producida por la farmacéutica danesa Bavarian Nordic”, explicó a Infobae Daniela Hozbor, especialista en vacunas. Asimismo, aseguró que “datos anteriores de su uso en África sugieren que es, al menos, 85% efectiva para prevenir la viruela del mono”. La además bioquímica e investigadora del Conicet en el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular de La Plata agregó: “Existe una segunda vacuna contra la viruela, la ACAM2000, fabricada por Emergent Product Development. Según las autoridades sanitarias, ofrece cierta protección contra la viruela del mono. De hecho, esta vacuna fue la que se utilizó en un brote reportado en 2003 en EE.UU.”

Al tiempo que la OMS resaltó que “Imvamune, aprobada en 2019 para su uso en la prevención de la viruela del mono, aún no está ampliamente disponible”, al tiempo que resaltó que se encuentran “trabajando con el productor de la vacuna para mejorar su acceso”, y destacó: “Las personas que han sido vacunadas contra la viruela en el pasado también tendrán cierta protección”. Alrededor de 41.500 ciclos de la vacuna contra la viruela del mono Jynneos se han distribuido en estados y otras jurisdicciones de Estados Unidos, según datos publicados el miércoles por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. Un ciclo de Jynneos implica dos dosis con cuatro semanas de diferencia. Desde Estados Unidos anunciaron que la estrategia para distribuir vacunas contra la viruela del mono se centraría en áreas con las tasas de casos y el riesgo general más altos.

“La capacidad de los laboratorios comerciales para evaluar la viruela del simio es un pilar clave en nuestra estrategia integral para combatir esta enfermedad. Esto no solo aumentará la capacidad de prueba, sino que hará que sea más conveniente para los proveedores y los pacientes acceder a las pruebas mediante el uso de las relaciones existentes entre el proveedor y el laboratorio”, dijo la directora de los CDC, la doctora Rochelle Walensky.

Omar Sued, médico infectólogo y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), citó un primer estudio que muestra la circulación asintomática de viruela símica en Bélgica. “Primer artículo que muestra la circulación asintomática de viruela símica en Bélgica en Mayo. 3/224 hisopados rectales (hechos para identificar Clamidia y Gonococo), fueron positivos para MPX”, sostuvo el experto en su cuenta de Twitter. “La viruela del simio se transmite por contacto cercano con casos sintomáticos. La evidencia de infección subclínica de viruela del simio se limita a unos pocos estudios inmunológicos que hallaron inmunidad contra los ortopoxvirus en pacientes asintomáticos, personas que estuvieron expuestas a casos de viruela del simio”, señaló el estudio que aún no fue revisado por pares.

“Los síntomas a menudo desaparecen solos sin necesidad de tratamiento”, destacó la OMS y agregó: “Es importante cuidar la erupción dejándola secar si es posible o de ser necesario cubrirla con un vendaje húmedo para proteger el área. Evite tocar cualquier llaga en la boca o los ojos. Se pueden usar enjuagues bucales y gotas para los ojos siempre que se eviten los productos que contienen cortisona”.

Fuente Infobae

You might also like More from author

Comments are closed.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com